La acción oportuna de un funcionario del Centro de Cumplimiento Penitenciario de Lautaro permitió que se evitara el ingreso de diversos elementos prohibidos escondidos dentro de dos troncos de madera que, supuestamente, iban destinados a un interno de dicha unidad penal, para hacer trabajos de tallado en madera.

Según el medio Malleco7 los troncos fueron revisados minuciosamente por el funcionario encargado de las encomiendas, percatándose que en su interior habían escondidos 11 celulares, 11 chips, dos tarjetas de memoria, seis cargadores, ocho cables USB y dos manos libres.

Ante los hechos descritos, se dio cuenta al fiscal de turno, Cristian Voulliene León, ya que esto constituye delito de acuerdo a la Ley N° 21.494, la cual tiene por objeto “sancionar penalmente a quienes ingresen elementos prohibidos a los establecimientos penitenciarios”.

Al respecto, el fiscal ordenó que se realice el procedimiento ajustado a derecho y se notificara a personal de la PDI para que se apersone en la Unidad Penal de Lautaro.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí