La Corte Suprema confirmó la obligación del Estado de Chile de indemnizar a Héctor Llaitul Carrillanca, líder de la Coordinadora Arauco Malleco, por las torturas que sufrió a manos de agentes de la dictadura en el año 1988, cuando era estudiante universitario.

En un fallo unánime, la Segunda Sala del máximo tribunal descartó errores en la sentencia dictada por la Corte de Apelaciones de Santiago en noviembre de 2022 -que confirmó otra del Séptimo Juzgado Civil de Santiago, de mayo del año pasado- en reconocimiento de Llaitul como víctima de un crimen de lesa humanidad, imprescriptible tanto en el ámbito penal como civil.

La sentencia del tribunal de alzada había sido impugnada por el Consejo de Defensa del Estado con recursos de casación en la forma y en el fondo, pero éstos fueron desestimados.

La Suprema ordenó, en consecuencia, que el líder de la CAM -que actualmente se encuentra enfrentando juicio por robos y atentados en la Macrozona Sur– reciba una indemnización de 12 millones de pesos por concepto de «daño moral».

ALUMNO

Siendo alumno de la Universidad Católica de Valparaíso y militante del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), Héctor Llaitul fue detenido el 28 de abril de 1988 por funcionarios de Carabineros, quienes lo llevaron a la Comisaría Central de la ciudad.

Luego, por disposición de la Fiscalía Naval, fue recluido en la Cárcel de Quillota, donde se lo mantuvo incomunicado y sometido a torturas por agentes de la Central Nacional de Informaciones.

FUENTE: Cooperativa.cl

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí