Cuando la Municipalidad de Temuco inauguró en febrero de este año la remodelación del tradicional Paseo Bulnes, en el centro de Temuco, lo hizo destacando la importancia y el hito que esta obra significaba para la capital regional de La Araucanía, como la recuperación de un importante espacio público para sus habitantes y el reordenamiento de un eje urbano de gran relevancia.

A ocho meses de la reapertura de este paseo peatonal, la situación dista mucho de lo prometido cuando se volvió a abrir al público con una promesa de progreso, modernidad y seguridad para los transeúntes y comerciantes. Hoy, esta arteria central de Temuco exhibe un deterioro evidente por la gran presencia de comercio ambulante que entorpece el libre tránsito de las personas, afecta al comercio legal y es foco de delincuencia, situación que está ahuyentando a los visitantes y perjudicando a los locatarios.

Todo esto se traduce en un incremento de la inseguridad, que aumenta aún más durante la noche, donde se observa a personas durmiendo en la vía pública y en los toldos que se han instalado ahí por parte del comercio ambulante.

Situación que ha generado inquietud y malestar en los habitantes de Temuco y también en autoridades, como la senadora Carmen Gloria Aravena, quien afirma que “lo que está ocurriendo con el Paseo Bulnes es un abandono total de este espacio público por parte de las autoridades a cargo de mantenerlo, con el agravante que se trata de un lugar histórico para los habitantes de la ciudad, los que a partir de su reinauguración, tenían la esperanza de recuperar un espacio icónico para muchas generaciones, pero la realidad actual, a ocho meses de inauguradas las obras de remodelación, es de un caos indescriptible, que incluye calles, veredas, y fachadas sucias y en mal estado. Por lo mismo, hago un llamado al municipio a hacerse cargo de este problema y rescatar el paseo, que hoy está en manos de los ambulantes y las bandas delictuales que operan en esa zona”.

CASO MERCADO

Otro aspecto que también inquieta a la parlamentaria es el retraso de las obras de reconstrucción del Mercado Municipal de Temuco, que resultó destruido por un incendio en febrero de 2016, y cuyas obras para volver a levantarlo se iniciaron en enero de 2020, las que debían ser entregadas a fines de 2024 y comienzos de 2025, pero la insolvencia de la constructora a cargo de los trabajos y la adjudicación de lo que resta a nueva empresa, ha retrasado por completo el proyecto, con los inconveniente que ello representa para los locatarios internos y externos del recinto, que no pueden funcionar con normalidad ante este inconveniente.

“Este es otro espacio público de gran importancia para la ciudad, que no ha podido ser recuperado y que impacta negativamente a cientos de pequeños comerciantes que dependen de sus actividades para vivir, y que no lo pueden hacer por los problemas que presenta la reconstrucción del mercado. Entiendo que el municipio ha dispuesto alternativas para avanzar con los trabajos y es de esperar que no continúe aplazándose la entrega de este espacio público”, puntualizó Aravena.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí