En el marco de la conmemoración de los 50 años del Golpe de Estado, el Ministerio de
Desarrollo Social y Familia anunció que, para fines de este año, las pensiones de
reparación de personas que son parte de los informes Rettig y Valech, y exonerados y
exoneradas políticas, no serán consideradas como ingresos en el cálculo de la Calificación
Socioeconómica del Registro Social de Hogares (RSH).

Esto permitirá a quienes bajen a los tramos de mayor vulnerabilidad acceder a beneficios del Estado.

Se trata de una importante corrección administrativa que beneficiará directamente a 23.189 personas en el país y, 6.711 en La Araucanía (según cifras del IPS), las que, eventualmente, bajarán de tramo en su Calificación Socioeconómica.

Así lo explicó la seremi de Desarrollo Social y Familia, Mariela Huillipan, quien manifestó que “actualmente, las pensiones de reparación son consideradas como ingreso monetario para el cálculo de la calificación socioeconómica, junto con todas las pensiones que son otorgadas con el fin de alcanzar pisos de seguridad social como, por ejemplo, pensiones de vejez, invalidez, sobrevivencia, entre otras”.

Según precisó la autoridad de la cartera social en La Araucanía, “el Gobierno determinó realizar esta corrección atendiendo a que, la naturaleza de las pensiones de reparación es distinta al no encontrarse asociadas al ingreso proveniente del mercado laboral, sino que representan actos de desagravio a familias y personas que sufrieron violaciones a los derechos humanos durante la dictadura”.

Cabe señalar que, este anuncio se enmarca en una serie de mejoras continuas en el cálculo de la Calificación Socioeconómica del Registro Social de Hogares que seguirán comunicándose durante el último trimestre de este año.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí