Desde que el pasado 24 de agosto de 2022, Héctor Llaitul, vocero y líder de la organización mapuche Coordinadora Arauco Malleco (CAM), capturado por personal de la PDI en Cañete, región del Biobío. Según 24 Horas, el número de ataques reivindicados por la CAM ha disminuido considerablemente, en comparación a otras orgánicas.

Pese a que la CAM mantenía una gran presencia en la macrozona Sur.

Desde la Fiscalía de La Araucanía señalaron que su baja presencia se refleja en lo estadístico, así también, la disminución de atentados adjudicados por la CAM no responde únicamente a la detención de Llaitul, sino que además a la captura de sus hijos, Ernesto y Pelantaro. Y a la muerte de Pablo Marchant, weichafe de la CAM.

La evidencia balística también avala lo anterior, ya que, desde el fallecimiento de Marchant, las armas recuperadas tras la abatida, correspondían a las utilizadas en múltiples ataques anteriores. Información complementada por la Multigremial de La Araucanía.

La que indica que la CAM concretó 29 atentados en 2022 en la región, siendo la organización con mayor presencia en la zona, mientras que en 2023 registra sólo 11.

Considerando la seguidilla de ataques incendiarios y armados en la zona, en lo que va del año, la presencia de la Resistencia Mapuche Malleco (RMM) es la que se adjudica el mayor número de episodios de violencia, reportando 14 atentados atribuidos a este grupo.

FUENTE: Austral Temuco.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí