Política de sordera y ceguera

0
18

Por Jorge Rathgeb Schifferli, diputado e ntegrante de la comisión de Agricultura y presidente regional RN.

La Araucanía se dice que era hasta hace unos años atrás el granero de Chile, una región pujante en términos de actividad agrícola, mirada desde todo el país y puesta como ejemplo a nivel nacional e internacional.

Los agricultores entrada la temporada de cosechas eran las personas más felices, junto a ellos los trabajadores de las distintas faenas y sus familias, que solo esperaban que llegara ese tiempo para que así se pudiera coronar el trabajo que se realizó durante todo un año.

Lamentablemente eso está quedando en el pasado y bien en el pasado, porque sí bien la guerra entre Rusia y Ucrania ha provocado serios perjuicios en la producción, se suma también a lo que ocurre en La Araucanía, donde descerebrados queman siembras o máquinas que trabajan en nuestros campos.

Desde hace meses, no semanas o días, estoy pidiendo al Gobierno mayor apoyo a quienes trabajan en el campo, mayor seguridad en su trabajo, resguardo a sus familias y brindar las mejores condiciones.

Cuando asumieron las autoridades el 11 de marzo de 2022 les dije de inmediato que el panorama era complejo y acto seguido se lo repetí a todos los ministros y lamentablemente la respuesta ha sido ceguera total del Gobierno porque no ven algo que es claro y evidente, sumado a una sordera compleja porque a pesar de que se les ha advertido una situación no ha pasado nada.

Antes de terminar el 2022 quemaron casi 100 hectáreas de trigo en Collipulli, luego incendiaron un camión destinado a transportar cerales y luego también prendieron fuego a una siembra en Ercilla, trabajo de años que se pierde y que afectará a todos los chilenos; sin dejar de lado también a muchos campesinos, de esfuerzo y que han sufrido extorsiones para poder sembrar, trabajar, cosechar e incluso ingresar a sus propios predios, algo que a todas luces es inentendible e inexplicable.

Estamos frente a autoridades que creen que los alimentos se cosechan en los supermercados y negocios, no dimensionando todo el trabajo que existe detrás, menospreciando una labor que es esencial para nuestro país y que de no remediarse traerá escasez absoluta y valores que si hoy están caros, quizás el día de mañana lo serán aún más.

Por favor, Presidente Boric, ministro de Agricultura, Esteban Valenzuela, se los he dicho una y mil veces –sin exageración- tomen medidas, reaccionen, no sigan haciendo vista ciega y oídos sordos a una realidad clara y que repercutirá en los habitantes de La Araucanía y de todo un país.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí