Un dramático y desesperado llamado al Ministerio Público y al Servicio  Médico Legal hizo Gastón Ortega Candia, padre del joven universitario de Temuco extraviado hace ocho meses en Curacautín, con el fin de agilizar las diligencias para conocer la verdad sobre su paradero.  

Recordar que Gastón Ortega Chacón, de 21 años, estudiante de la carrera de Veterinaria en la Universidad Santo Tomás, sede Temuco, se perdió el 24 de abril del año pasado desde un predio de su familia localizado en la comuna de Curacautín  

La familia del joven desaparecido se encuentra a la espera de los resultados del examen ADN realizado a los padres del universitario a principios de diciembre, debido a que a fines de noviembre en la zona donde se perdió su hijo se encontró un cráneo.

Agregar que la semana pasada la Policía de Investigaciones en conjunto con el Grupo de Rescate Subacuático, Gersa, de la Cuarta Compañía de Bomberos de Temuco, realizó  el hallazgo de otros restos óseos en un área rural de la comuna señalada, específicamente en el sector aledaño a los ríos Dillo y Blanco, zona donde se habría perdido el rastro de Gastón.

Se suma que los restos podrían corresponder también a otra persona desaparecida en Curacautín, es el caso de Paola Alvarado, la trabajadora sexual que fue asesinada en noviembre del 2018, crimen por el cual fue condenado a la pena de 14 años de cárcel Erwin Aedo Soto, quien en su confesión señaló haber lanzado el cadáver al río Dillo. El cuerpo jamás fue encontrado hasta la fecha.

“HAGAN SU TRABAJO”

El padre de Gastón Ortega a través de Golpedigital.cl hizo una dura crítica a las autoridades involucradas en la investigación las cuales -afirmó- han sido muy lentas.

“Alguien no está haciendo bien su trabajo, y seré muy crítico sea el resultado que sea de las muestras de ADN de mi hijo, seré muy crítico de las instituciones y me voy a dar el tiempo para explicar todo el calvario por el que hemos pasado con nombres y apellidos, por lo que solicito a le brevedad y ojalá tenga una respuesta del SML y sobre todo el fiscal de Lautaro que se supone que está a cargo del caso de mi hijo, pero en ocho meses lo he visto una sola vez (…) una sola vez, porque aquí no se perdió un perro, un ave o una gallina; fue un hijo, un hermano, un estudiante, un hombre que es útil a la sociedad y es cómo que se hubiese perdido cualquier cosa”, expresó el acongojado padre.

Gastón Ortega subrayó que la demora en el inicio de la investigación en este caso de parte de la Fiscalía fue excesiva. “Cuando se perdió mi hijo yo hice la denuncia la cual estuvo como 20 días en Fiscalía y se demoraron otros 15 días en realizar las diligencias, y se empezó recién a trabajar prácticamente al mes, siendo que las 24 horas son esenciales en cualquier investigación en la búsqueda de una persona”, precisó.

EXAMEN ADN  

En relación a los resultados del examen ADN que aún no se encuentran disponibles, Gastón Ortega fue categórico en señalar que aunque estos sean positivos o negativos, de todas formas los va a enviar a Estados Unidos para que sean analizados, y conocer una segunda opinión.      

Ortega agregó que estas diligencias las desarrolla su familia y con sus propios recursos con el fin de llegar a la verdad del caso.

“Nosotros sí o sí vamos a enviar los análisis de ADN a Estados Unidos, porque queremos respuestas (…) Tenemos los recursos para hacer estas diligencias y lo vamos hacer, y hago un llamado al Médico Legal por la demora que están teniendo para dar a conocer los informes que van a entregar a Fiscalía, que tengan mucho cuidado con lo que van a emitir, porque nosotros en los Estados Unidos con la tecnología de punta que ellos tienen, sí presentan un informe diferente vamos a llegar hasta las últimas consecuencias para esclarecer el caso y no los vamos a quedar con los brazos cruzados como le ha ocurrido a muchas familias en este país que quedan en el abandono y se desentienden de la situación, en el caso de mi hijo eso no va a pasar”, subrayó.

“CASO TOMASITO”

En este punto el padre del universitario hizo un paralelo con el caso de Tomás Bravo, el pequeño de tres años que se perdió en febrero del 2021 en Arauco, Región del Biobío.

Señalar que recientemente en este caso el Ministerio Público entregó a la familia de Tomás Bravo los resultados de un peritaje extranjero, cuyos resultados serían diferentes con los del SML.    

“En el caso de Tomasito hubo descoordinaciones tremendas entre los organismos públicos tanto de la Fiscalía y del Médico Legal con los informes y la investigación (…) No quiero que el caso de mi hijo sea un segundo Tomás Bravo, y voy a insistir y voy a llegar hasta las últimas consecuencias para que las personas que tengan que hacer su trabajo pagados por el Estado, lo hagan como corresponde, porque todos tenemos que hacer bien hecho nuestro trabajo no podemos hacer un trabajo a medias (…) En ocho meses que se perdió mi hijo en una localidad pequeña y no tenemos absolutamente nada, entonces de qué estamos hablando”, sentenció el padre.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí