Mostrar que en La Araucanía se están elaborando vinos de excelente calidad, junto con dar a conocer a diferentes viñas que hay en la región, son los principales objetivos de VINAR 2022, evento que busca instaurarse como una vitrina para los vinos locales y estimular el interés en desarrollar enoturismo como una línea de turismo con proyección dinamizando la economía regional.

Organizado por la Asociación Gremial de Viñateros de La Araucanía VINAR 2022 reunirá a las viñas  Aynco (Galvarino), Capitán Pastene (Angol), Kutralcura (Curacautín), Cavallieri (Los Sauces), Kofkeche (Traiguén), Trayenco (Galvarino), Wuampuhue (Carahue), Viña Allipén (Cunco), Viña Los Colonos (Los Sauces), Viña Don Damián (Lumaco), y vino Sol de Sol (Traiguén) de la Viña Aquitania.

“Están casi todas las viñas de la región, esperamos que en la siguiente versión se sumen y sean parte de la actividad. Hoy son 160 las hectáreas destinadas a la viticultura en La Araucanía, donde las diferentes viñas producen sus uvas, algunas vinifican en sus propias bodegas, otras fuera de la región y luego comercializan sus vinos”, señaló Raúl Narváez, enólogo de Viña Capitán Pastene.

VINAR 2022 es una actividad financiada por el Gobierno Regional, aprobada por el Consejo Regional y ejecutada por la Corporación de Desarrollo Regional a través de la Asociación de Viñadores de La Araucanía.

Para el gobernador de La Araucanía, Luciano Rivas, el cambio climático en nuestra región ha abierto una oportunidad para la diversificación de los cultivos, “Los viñedos de nuestra Araucanía se han afianzado como parte de la oferta de valor regional. Estamos orgullosos como Gobierno Regional de poder dar vida a este encuentro, que busca ser una vitrina para mostrar nuestros productos regionales, nuestros vinos, que en sus distintas variedades, están siendo reconocidos en Chile y el mundo por su sabor y calidad”, comentó.

ASOCIATIVISMO

El despegue de los vinos en La Araucanía ha tenido apoyos desde el Gobierno específicamente desde Corfo apoyando procesos de comercialización y también por parte de Indap, quienes han estado estimulando que familias se aventuren y comiencen pequeñas plantaciones de vides en la región.

Relaciones virtuosas que son valoradas por los productores. Pero para Raúl Narváez la idea es poder desarrollar la viticultura en más lugares de la región y eso implica hacer investigación, inversión, promover, apoyar nuevos proyectos, lograr que la cadena de comercialización también sea más fácil, “si bien es cierto ha sido relevante el apoyo hoy creemos que se puede hacer más apoyo específico a los productores de viña y los desafíos que implica  producir en La Araucanía, distante de todo, las máquinas para embotellar, los vendedores de botellas,  todos los insumos están lejos y caros”, enfatizó.

DESAFÍOS 2022

Producir vinos en La Araucanía ha requerido mucha investigación al no ser una zona vitícola con historia, hoy los viñateros están trabajando fuertemente con la Universidad de la Frontera, específicamente desarrollando investigación aplicada con respecto a producción de viticultura en climas fríos.

“Uno de los desafíos es lograr hacer vinos de calidad con el clima que hay en la región, este año para nosotros es muy importante porque comenzaremos hacer ensayos y  desarrollar un poco más el tema, acá es frío el clima lo que permite producir vinos de alta calidad al ser la madurez lenta y  en cuanto al suelo son suelos volcánicos en toda la región lo cual hace que sea diverso y como la región no cuenta aún con muchos viñedos queda bastante por descubrir, como Asociación estamos trabajando en una caracterización de los suelos que nos permita determinar lugares específicos dónde plantar. Hoy día Malleco está más desarrollado donde hay un clima un poco más benigno para la viticultura, pero Cautín también tiene zonas muy buenas que están empezando a funcionar, por ejemplo, Villarrica, Pucón, Cunco”, explicó Raúl Narváez.

La Asociación de Viñateros de La Araucanía nace en septiembre del 2018 con el objetivo de ser una instancia formal y organizada para abordar temas de interés transversal entre viñateros y productores de uvas.

Hoy la agenda contempla temas como la cadena de comercialización, sustentabilidad, el enoturismo, investigación aplicada. “Como viñateros nos interesaavanzar hacia una viticultura orgánica, hay otro tipo de certificaciones, pero al menos queremos iniciar con esa que nos permita manejar bien la huella de agua. Estamos convencidos que hay que manejar bien la viticultura necesitamos trabajar y conocer el impacto real de cuantos litros de agua se necesitan para producir un kilo de uvas. Ese es un pilar fundamental porque el impacto de este tipo de producción si uno lo maneja bien puede ser muy bajo, pero hay que tener una visión clara de hacia dónde se quiere llegar”, dijo Raúl Narváez

40 socios integran hoy la Asociación de Viñateros entre viñateros, productores, y otras profesiones y oficios vinculados a la viticultura. El desafío es hacer crecer la Asociación y atraer a más personas que quieran iniciarse en la viticultura en La Araucanía. Hoy hay vinos de la región que están presentes en diferentes mercados entre ellos destaca Estados Unidos, Brasil, Costa Rica y Alemania, pero uno de los focos apunta a lo local, a que sea la región de La Araucanía donde se conozcan el trabajo y esfuerzo que existe tras una botella de vino, principal motivación de VINAR 2022

La invitación es para este domingo 27 de febrero a partir de las 12:00 horas en el Pabellón Araucanía, ubicado a los pies del Cerro Ñielol en calle Arturo Prat 0221, Temuco. La entrada será liberada y el valor de los tickets para degustaciones es de $10.000 (degustación más copa grabada y de recuerdo) que permitirá probar 5 vinos, junto a quesos, proschiutto, salsas – pestos y chocolates de diferentes comunas de La Araucanía.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí