Mediante una declaración pública la Mesa Ampliada de la Convención Constitucional da  a conocer la salida de Rodrigo Rojas de la directiva de la CC, luego de que el ex vicepresidente reconociera no estar enfermo con cáncer, especificamente de una leucemia que supuestamente le habían diagnosticado en el año 2012 a los 28 años de edad.

Durante su campaña, Rodrigo Rojas siempre habló e hizo referencia de su enfermedad y cómo la lucha contra el cáncer lo habría quebrado econonómicamente, apareciendo este mensaje en varios spots de publicidad.

«Como Mesa Ampliada de la Convención Constitucional lamentamos profundamente lo ocurrido con el convencional Rodrigo Rojas Vade y empatizamos con el dolor que esta situación ocasiona. Ante la seriedad de los hechos, hemos aceptado la renuncia que el Sr. Rojas ha presentado esta tarde a la Vicepresidencia adjunta de la Convención», señala el documento emitido el día de ayer.

Igualmente en el documento indican que, «mantenemos nuestro compromiso irrestricto con la transparencia y la probidad en el ejercicio de nuestros cargos, por lo que iniciaremos los procedimientos internos correspondientes. Asimismo, pondremos a disposición de los organismos respectivos todos los antecedentes de los cuales dispongamos».

Cabe destacar que la renuncia es una “decisión personal” que debe tomar la persona en base a su coherencia ética y moral respecto a quien representa en la convención constitucional, ya que no la ley no exige la renuncia.

COMUNICADO

Por su parte, Rodrigo Rojas reconoció que haber mentido con su enfermedad fue el peor error que cometió en su vida.

En un comunicado vía Instagram, Rojas publicó un video expresando que “cuando tenia 29 años, me notificaron que padecía de una enfermedad discriminada en este país, en ese momento se me cayó el mundo, pensé que mis seres queridos me iban a rechazar, sentí mucha vergüenza y dolor por el daño que podría traerle a ellos una noticia, que en ese tiempo era muy mal vista. Desde mi inmadurez y la vida difícil que he tenido, no fui capas de afrentar esto con honestidad y decir la verdad de mi diagnóstico. Diciendo que mi enfermedad era cáncer y no la enfermedad que realmente tengo hasta el día de hoy”.

Además manifestó que, “les quiero pedir perdón, al mismo tiempo que intento perdonarme a mí por todo el engaño que he sostenido durante todos estos años”.

REACCIONES

Múltiples reacciones generó la revelación de Rodrigo Rojas Vades en el ambiente político y social, donde muchos actores políticos condenan el hecho.

El diputado Sebastián Álvarez (Evopoli) señaló que, “estamos viendo las peores prácticas de la política en nuestro país y lo más terrible es que cuando hablábamos de la confianza que se requería, la validación que se necesitaba para escribir una nueva constitución, esto justamente se daba en la calidad humana, en el nivel de representación de distintos movimientos de nuestro país  de aquellos que fueron electos como constituyentes. Pero todos estos antecedentes que han llegado a la luz pública están mermando la legitimidad de este proceso constituyente”.

Por otro lado, la diputada Andrea Parra (PPD) afirmó que, “la mentira de Rodrigo Rojas no tiene precedente porque no sólo mintió con su cáncer, sino que utilizó esa farsa para ganar su cargo. La lista del pueblo terminó siendo la lista del engaño y nos muestra la importancia del sistema del partido, de la regulación y de la transparencia en la política”.