Hoy, en el juzgado de Garantía de Collipulli se desarrollará la audiencia de formalización de cargos en contra de 11 imputados por delitos de secuestro y homicidio, perpetrados en contra de dos personas que registran domicilio en la comuna de Collipulli, en la región de La Araucanía.

En las últimas horas, uno de los sujetos que se encontraba con orden de detención pendiente se entregó a la justicia, lo que aumenta a 12 los detenidos en este caso que ha provocado conmoción por los detalles que rodean el secuestro y el crimen perpetrado en contra de una de las víctimas. Hoy solo se controlará la detención de este último aprehendido.

Dos de los sujetos fueron detenidos en la comuna de Vilcún por personal de la Policía de Investigaciones, operativo donde la policía incautó tres vehículos, dos armas, dinero en efectivo y drogas. El personal de la PDI también levantó muestras biológicas que están siendo periciadas.

El fiscal regional, Roberto Garrido, precisó que “se trata de un hecho particularmente grave, con una violencia inusitada para los registros de los fenómenos delictuales que se registran en La Araucanía, es una investigación que hemos trabajado desde el primer momento de ocurrencia de los hechos con bastante reserva”.

El persecutor dijo que “que la Fiscalía comenzó a trabajar por la denuncia de una de las víctimas recibida el ocho de junio, el sábado 12 de junio una persona informó que también había sido secuestrada y que se había liberado de sus captores. Hoy la Fiscalía investiga dos delitos de secuestro en su forma agravada, uno por los daños causados a la integridad física de la víctima y el otro por el secuestro con homicidio”.

Los antecedentes -sostuvo Garrido- “que hemos podido reunir hasta el momento, dan cuenta que los captores dieron muerte a la víctima y luego desarrollaron algunas acciones para ocultar las evidencias del homicidio”. Hasta ahora se ha establecido que los captores intentaron disolver los restos en un recipiente con soda caustica y al ver que esto no funcionaba, decidieron quemar los restos.

Una de las víctimas le dijo a la policía que fueron contactados por miembros de la comunidad Choing Lafquenche de Collipulli para arreglar una camioneta. Y qué tras la visita de estas dos personas se habrían perdido unas armas de fuego, lo que habría motivado el secuestro, versión que es indagada por personal de la PDI y la Fiscalía.

En este caso el Ministerio del Interior presentó una querella por el delito de secuestro y lesiones graves, en contra de las 12 personas que están imputadas y no descarta ampliar la acción legal por el delito de homicidio, para lo cual será clave el resultado de pericias del Servicio Médico Legal a restos óseos encontrados en un sector rural de Collipulli.

Fuentes cercanas al caso precisaron que la mayoría de los antecedentes recopilados por la PDI fueron entregados al Ministerio Público por uno de los imputados que colaboró en las indagaciones y que entregó información valiosa de cómo se desencadenaron los hechos.

Los 12 detenidos arriesgan presidio perpetuo calificado, es decir, pasar el resto de sus vidas tras las rejas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí