Una demanda contra el Estado por más de 100 millones de pesos presentó el joven boxeador de Vilcún, Germán Vásquez Pardo, quien resultó herido en un confuso incidente con funcionarios de Carabineros, hecho ocurrido a fines de febrero del 2019.

El escrito presentado en tribunales civiles de Temuco por los abogados del púgil, Dionisio Ulloa Berrocal y Fernando Brun Chaperon, es una demanda civil de indemnización de perjuicios para que se condene al Estado de Chile al pago de indemnizaciones, en razón de los daños causalmente producidos al demandante Germán Vásquez Pardo, boxeador, domiciliado en General López, sector San Patricio, en Vilcún.

HECHOS

En la demanda se indica que los hechos se remiten al día 28 de febrero de 2019 cerca de 19 horas cuando carabineros del Retén de Cherquenco fueron informados telefónicamente que en el sector de la comunidad Levio 2, individuos que se movilizaban en una camioneta blanca aparentemente tendrían intenciones de cometer un robo.

Para ubicar al vehículo sospechoso -dice la acción legal- los funcionarios sargento 2º Ariel Godoy Hormazabal, cabo 1º Manuel Espinoza Vásquez, cabo 2º Patricio Hidalgo Antipán y el carabinero Ricardo Romero Liguen se desplazaron hasta la Ruta S-31, en el carro policial conducido por el cabo 1º Giovanni Vargas Vera.

Alrededor de las 19:20 horas -precisa la demanda- los funcionarios policiales observaron que en el sentido contrario al que ellos se desplazaban circulaba una camioneta blanca que correspondía a la camioneta marca Kia, conducida por Edgar Pino Muñoz, quien se desplazaba acompañado de Germán Vásquez Pardo y de un tercero.

La acción legal sostiene que “a objeto de lograr que la camioneta se detuviera y poder fiscalizar a sus ocupantes, Giovanni Vargas Vera detuvo el carro policial y descendió del mismo el cabo 1º Manuel Espinoza Vásquez quien portaba como armamento de servicio una ametralladora UZI, calibre 9 mm. El cabo Espinoza Vásquez realizó señales de detención a la camioneta guiada por Edgar Pino Muñoz.

Sin embargo, debido a presencia de otros vehículos en la vía y de las deficiencias mecánicas de la camioneta, Edgar Pino no obedeció la señal de detención y continuó la marcha.

Una vez que la camioneta había sobrepasado el intento de control policial, y sin que existiera riesgo para su integridad o la de sus acompañantes, el cabo 1º Manuel Espinoza Vásquez abrió fuego en contra de la camioneta, disparando su arma de servicio hacía la cabina de la camioneta que se alejaba de su posición.

A consecuencia de un disparo -sostiene la demanda- Vásquez Pardo resultó lesionando en su hombro izquierdo, desde atrás hacia adelante, causándole una fractura expuesta de la clavícula distal y acromion izquierdo, y que le dejó una herida de entrada de dos centímetros y una herida de salida de cuatro centímetros.

Dionisio Ulloa Berrocal, abogado penalista.

CARRERA

Según indican sus abogados Vásquez Pardo ha estado durante toda su vida vinculado al deporte, practicando diversas disciplinas. A partir de los 16 años comenzó a desarrollar la práctica del boxeo, entrenando en Vilcún a las órdenes de Roberto Castro Arellano.

El 2017 llegó a ser Campeón Nacional Amateur a la edad de 18 años en su categoría de hasta 91 kilos, en el Concentrado Nacional Selectivo Juvenil Amateur desarrollado en el Gimnasio de la Federación Chilena de Boxeo en Santiago.

Los juristas afirman que su representado era un joven deportista regional que contaba con una promisoria carrera deportiva la cual fue truncada por los hechos acontecidos el 2019; además se suma el daño físico y psicológico del boxeador.  

El boxeador Germán Vásquez Pardo.

RESPONSABILIDAD  

El abogado Dionisio Ulloa explica “que la demanda tiene por objeto hacer efectiva la responsabilidad extracontractual del Estado por los graves perjuicios que el actuar de uno de sus órganos ha causado ilegítimamente a su representado”.

El jurista sostiene que en el área penal, el funcionario de Carabineros en cuestión está acusado por la Fiscalía y el caso llegará a un juicio oral, al menos que haya una salida alternativa.

El profesional precisa en el escrito de la acción legal que “como es posible apreciar se configuran todos y cada uno de los requisitos aludidos, los que probaremos en el transcurso del presente litigio. En efecto, como se describió en detalle, es claro que el actuar de los carabineros involucrados en las graves heridas sufridas por nuestro representado fue completamente ilegítimo y arbitrario, pues excede todo criterio de razonabilidad. Dichas acciones, además, fueron ejecutadas en el marco del ejercicio de sus funciones como parte de las Fuerzas de Orden y Seguridad Pública de Chile ante un operativo policial”.

Agrega que “en el ejercicio de su función dispararon sobre nuestro representado, tornando su actuar en ilegítimo e irregular, causándole tanto lesiones físicas como morales de importante gravedad. En efecto, de manera injustificada lo hirieron gravemente con un arma de fuego, generando la pérdida de su carrera deportiva, pudiendo haberle ocasionado incluso la muerte”.  

Los abogados afirmaron que el pugilista ha tenido que solventar tratamientos médicos, kinesiológicos, psicológicos por haber perdido su carrera deportiva a consecuencia de los hechos descritos que hasta hoy acompañan a su representado con permanentes fármacos.  

Los abogados solicitan que se condene al Fisco de Chile a pagar la suma de $100.000.000 por concepto de daño moral, más reajustes e intereses desde la notificación de esta demandan y hasta el pago efectivo y total de los mismos, o la suma ajustada a derecho de conformidad al mérito del proceso.

Además piden que se condene al Fisco a pagar la suma de $1.000.000 por daño emergente u efectivo, más reajustes e intereses desde la notificación de esta demanda y hasta el pago efectivo y total de los mismos; finalmente que se condene al demandado al pago de las costas del proceso.