El 11 de mayo, Christian Riveros Henríquez (de 38 años) cumplirá siete meses internado en la Unidad de Paciente Crítico de la Clínica Indisa, donde ingresó el 11 de octubre del año pasado, luego de sufrir un horrendo accidente en las cercanías de Victoria, que lo dejó con el 90% de su cuerpo quemado.

El 9 de octubre, a las 07.30 horas, la altura del kilómetro 607 de la Ruta 5 Sur, en la comuna de Victoria, se produjo un accidente de tránsito múltiple, que dejó dos fallecidos y diez heridos de diversa consideración.

Allí, en el piso nueve del centro asistencial de la Región Metropolitana, este padre de una pequeña de 1 año ha soportado 37 intervenciones quirúrgicas, convirtiéndose en un símbolo de la esperanza, entereza y lucha por seguir viviendo.

Pero hoy Christian no solo debe luchar contra la muerte, también debe enfrentar –junto a su familia– la dolorosa burocracia de un Gobierno que aparece como indolente frente a esta tragedia que revela una historia conmovedora.

El 28 de diciembre del año pasado, Karen Inostroza Erices, esposa de Christian, le escribió una carta al Presidente Sebastián Piñera y a la ministra de la Mujer y Equidad de Género, Mónica Zalaquett, solicitando una pensión de gracia para su esposo y pese a que han transcurrido casi cuatro meses desde que envió la misiva, aún no tiene respuesta a su petición.

En el oficio enviado a las autoridades de Gobierno, Karen relata que “a raíz de esta situación, como familia nos hemos visto en la obligación de buscar desesperadamente un apoyo económico, debido a los altos costos que requiere el tratamiento de Christian”.

El documento agrega que “actualmente el pronóstico de mi esposo es muy desalentador y no podrá volver a trabajar en su vida como antes, debiendo iniciar un largo camino de recuperación”.

Karen Inostroza precisa en la misiva que “de acuerdo al diagnóstico actual de mi esposo, el proceso de recuperación tardará no menos de 10 años, impidiendo que este pueda volver a una vida normal y a desarrollar una actividad remunerada, asimismo, implicando que deba hacerme cargo de su cuidado y el de nuestra hija que apenas tiene un año de vida, lo que claramente obstaculizará mis posibilidades de poder aportar económicamente a las necesidades de nuestra familia”.

SUPERACIÓN

Miguel Ángel Soto, padre de Christian, quien ha estado junto al joven padre desde el día del accidente, dice que su hijo “tiene el pensamiento de que Dios hizo un milagro en devolverle la vida y darle una oportunidad de poder disfrutar de su esposa, hija, madre y de su familia en general, pero principalmente para agradecer a Dios todos los días”.

Este jefe de hogar sabe que el proceso de recuperación será otra valla que Christian deberá sortear y es un convencido que lo hará con éxito.

“Lo admiro y lo amo con todo mi corazón. Dios nos devolvió a nuestro amado hijo, hermano padre y esposo, gran parte de su proceso lo hemos pasado juntos, he visto sus lágrimas, he sentido su angustia, pero a pesar de todo eso, personalmente él me ha ayudado mucho con su fuerza y actitud de superación, él se ha ganado el cariño y aprecio de todo el personal que trabaja en la UPC Quemados de la clínica Indisa”, afirma el padre.

Soto relata que “desde niño Christian ha sido muy correcto, cariñoso, caritativo, esforzado, por eso digo que lo admiro como hombre y tenemos la certeza que con la ayuda de Dios y de todas las personas que oran por él y sus amistades, lo veremos nuevamente sonriendo y tirando para arriba. Y es más será un testimonio de esfuerzo y superación para muchos jóvenes, que en estos días están estancados y frustrados por cosas que a veces no tienen sentido”.

Aún –dice el padre de Christian– “queda un camino largo y doloroso. Una vez que le descubran sus piernas y brazos viene el proceso de terapia ocupacional y kinésica, pero saldrá adelante. Las lágrimas se van a transformar mañana en alegría”.

Miguel Ángel Soto cuenta que el sueño de su hijo “es volver a hacer una vida normal y solo recordar este proceso doloroso como un mal sueño”.

QUERELLA

En este caso la abogada Paula Peña, quien representa a la familia de Christian Riveros, presentó una querella contra todos quienes resulten responsables por el delito de lesiones graves.

«Hasta ahora, no hemos recibido información exacta y oportuna de parte de la Fiscalía sobre el resultado de algunas diligencias. Esperamos un pronto esclarecimiento por lo que esto ha implicado en la vida de esta familia», sostuvo la abogada querellante a Golpedigital.cl.

¡Aviso de Facebook para la UE! ¡Necesitas iniciar sesión para ver y publicar comentarios de FB!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí