Desde antes que comenzara la pandemia, unos 100 estudiantes que residen en el sector rural de Chapod, ubicado al poniente de Padre Las Casas, lograban acceder a internet a través de un sistema de wifi comunitario que existía en la escuela del sector. 

Sin embargo y tras una visita a la zona, la consejera regional Ana María Soto, denunció que los estudiantes y también los vecinos llevan más de dos semanas sin internet, debido a que el servicio se vio interrumpido por el término del contrato de suministro al citado establecimiento educacional que existía entre una empresa de telefonía rural y la municipalidad padrelascasina. 

Ana María Soto explicó que la situación es de suma gravedad para los estudiantes, no sólo de aquella escuela básica, sino también los vecinos que alumnos de educación universitaria y técnico profesional, debido a que al sector no llega señal de internet de ninguna empresa, por tanto este problema no lo han podido solucionar en formas individual los estudiantes o sus familias y sólo durante algunos momentos del día, especialmente de madrugada logran tener algo de señal en sus teléfonos celulares, lo que dificulta la vida no solamente de los jóvenes, sino también de la comunidad completa, pues los habitantes del sector también se conectaban en la wifi comunitaria para obtener sus salvoconductos y permisos de desplazamiento, lo que desde que se interrumpió el suministro, tampoco han podido realizar. 

“Es lamentable lo que les está pasando a los vecinos. Estuve en el sector junto al profesor Erwin Jorquera y nos enteramos de este problema, donde quedar sin conexión a internet, especialmente ahora, en plena pandemia, les impide obtener sus documentos para ingresar a Comisaría Virtual y obtener permiso para surtirse de alimentos. No olvidemos que todos los beneficios que otorga el Gobierno deben ser postulados a través de internet, por tanto, es impresentable que lleven dos meses sin servicio y esto no solamente afecta a los alumnos de esta escuela, sino a más de 100 estudiantes, incluso también a personas que realizan teletrabajo y a dueñas de casa del sector”, sostuvo la consejera regional. 

Ana María Soto agregó que “esta situación se produjo porque en diciembre se terminó el contrato (de suministro de internet) entre la empresa y la Municipalidad de Padre Las Casas y no se les avisó a los vecinos, que repentinamente se vieron desconectados y sin poder acceder a clases ni trámites, de modo que hago un llamado a tomar conciencia que estamos en pandemia y aquí la empresa de telefonía debe llegar rápidamente a un acuerdo con el municipio y habilitar nuevamente la señal de internet”. 

TESTIMONIOS 

Catalina Millañir, presidenta de la comunidad Juan Amaya, del sector de Chapod, sostuvo que “este problema nos ha afectado a todos dentro de la comunidad, pero especialmente a los estudiantes y mucha gente que llegaba a efectuar sus trámites y pedir ayuda para ello a la escuela. Había un contrato con la empresa CTR pero hace unas dos semanas esto llegó hasta ahí nada más y no pasa nada con la señal. Estamos muy preocupados porque es algo que no está en nuestras manos de solucionar y significa un perjuicio tremendo para los estudiantes”. 

La dirigenta añadió que algunos vecinos viajaron a Temuco e intentaron comprar sus propios routers en forma particular y se endeudaron con planes de internet inalámbrico, pero debido a que ninguna empresa posee buena señal de internet en el sector, estos equipos no prestaron ninguna utilidad y finalmente se les dijo que deben adquirir costosas antenas, que son fabricadas especialmente para conectividad de internet rural. 

Catalina Valdebenito, estudiante de cuarto año de la carrera de terapia ocupacional y residente en el sector de Chapod, relató que hace dos semanas comenzó sus clases online a causa de la pandemia, justo cuando se quedaron sin servicio de internet comunitario, agregando que “tenemos clases online en el mismo horario que si fueran presenciales, es decir casi todo el día, también tenemos ventanas entre esos tiempos y no he podido asistir a ninguna clase porque no tenemos internet; en mi celular tampoco tengo señal”. 

La estudiante agradeció a que algunas compañeras y profesores le han estado enviando material de estudio. “A veces, durante la madrugada puedo descargar este material y estudiarlo durante el día, pero esta situación me ha causado muchos problemas”, subrayó. 

Catalina dice que este problema afecta a todos los estudiantes de su sector y espera no tener que llegar al extremo de tener que viajar diariamente a la zona urbana de Padre Las Casas para conectarse a internet desde alguna plaza y así acceder a sus clases online. 

“En mi carrera hay mucha empatía y por eso mis compañeras o profesores me envían material por correo, pero también hay otras carreras donde son inflexibles con los estudiantes, que si no se conectan a la clase online, se inmediato se les pone como una inasistencia y eso los perjudica mucho”, puntualizó. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí