En la más completo abandono e indefensión se encuentran hoy los más de seis mil habitantes de la localidad de Cajón, luego que dirigentes denunciaran que efectivos del Retén de Carabineros no cuentan con un vehículo policial para atender los procedimientos y deben trasladarse caminando o en bicicleta.

La información fue confirmada por el dirigente y concejal de la comuna de Vilcún, Pietro Jaramillo, quien sostuvo que la situación de inseguridad que viven los vecinos se ha tornado insostenible debido a la ola de robos y encerronas que se están registrando en la localidad.

“Hace unos tres meses que Cajón está sin carro policial y los delincuentes han emigrado hacia este sector donde hay poca presencia policial, porque no hay patrullajes preventivos ni de día ni de noche. Han habido encerronas, tráfico de drogas, y robos, especialmente durante el fin de semana largo”, sostuvo.

La autoridad agregó que “no es posible que más de seis mil habitantes no tengamos resguardo policial y estemos en tierra de nadie, queremos que la autoridad dé una respuesta inmediata a nuestras peticiones, que es contar con vehículos policiales para prevenir y enfrentar a los delincuentes. Es penoso que los carabineros tengan que llegar caminando a los procedimientos”.

La información fue ratificada por la presidenta de la Junta de Vecinos de El Roble, Francisca Araya, quien sostuvo que “hace unos dos años que el carro policial presentaba problemas mecánicos, lo último que nos dijeron es que lo mandaron a reparar y quedó en manos de la Tercera Comisaría de Padre Las Casas, unidad de la cual depende el Retén de Carabineros de Cajón”.

La dirigente afirmó que “hay mucha inseguridad en los vecinos e impotencia, porque ayer hubo dos robos y una encerrona al camión de Lipigás. Luego que los vecinos comenzaron a comentar en las redes sociales, estos sujetos se trasladaron a General López, que es otra localidad que no cuenta con ningún resguardo policial. Ellos tenían un retén móvil y ahora lo sacaron”.

En tanto, hoy también los vecinos de la localidad de General López, en la comuna de Vilcún, protestaron esta noche exigiendo un Retén de Carabineros tras la ola de robos que han sufrido en sus domicilios.

https://golpedigital.cl/wp-content/uploads/2021/04/VID_87510113_064742_899.mp4

La falta de patrullajes policiales preventivos para evitar delitos en Cajón ha generado que la delincuencia aumente en los últimos meses y también la inseguridad en los vecinos. Lo paradójico es que no hay recursos para un carro policial, pero sí hay para cuidar los predios agrícolas y forestales ubicados muy cerca de esta localidad, donde se gastan millones en horas hombre y combustible.

Y ¿Dónde está el encargado de seguridad pública del Ministerio del Interior, que hoy tiene a miles de familias en tierra de nadie, a merced de una delincuencia brutal?