Los lugares que para estas fechas estaban atestados de gente en Nueva Imperial, mostraron una cara desoladora en estos tres días de feriado.

Sin duda estas Fiestas Patrias fueron muy diferentes a las acostumbradas debido a la pandemia del Covid-19. No hubo ramadas, ferias costumbristas, desfile ni rodeo.

Al igual que en muchas comunas del país, los vecinos de Imperial se resignaron a bailar cueca en su propio domicilio junto a su entorno familiar, acatando todo lo solicitado por las autoridades sanitarias.

El día 18, los lugares que eran muy concurridos para estas fechas, estuvieron prácticamente vacíos, como es la plaza Pedro de Valdivia en Imperial.

Un poco más de movimiento hubo el 17 de septiembre en el frontis de la popular Frutería la “Carretita”, ya que su propietario, Jorge Chávez, realizó concurso alusivo a las Fiestas Patrias, donde los niños fueron las estrellas, todo esto bajo un estricto control sanitario, uso de mascarillas y la respectiva distancia social.

La actividad contó con la presencia del profesor, escritor, payador y cantor popular, Américo Huerta, oriundo de la Región Metropolitana, pero arranchado hace algunos meses en la comuna de Imperial.

Fusce duis nunc vestibulum erat, mus lobortis