Después de una semana de mantener tomadas las carreteras del país se terminó el paro nacional de camioneros, luego que los dir¡gentes llegaran a un acuerdo con el Gobierno, así lo dio a conocer hace unos minutos el presidente de la Federación de Dueños de Camiones del Sur (Fedesur), José Villagrán.

El portal Emol recogió las palabras de Villagrán, quien sostuvo que “a contar de esta hora, las diferentes asociaciones pueden levantar la movilización, pero nosotros lo único que estamos haciendo es eso, porque vamos a estar muy atentos a que cumplan lo que hemos acordado; si no se cumple vamos a volver a las carreteras y estacionarnos en las bermas”, advirtió.

“No hay apuro en firmar, yo me pondré de acuerdo con el ministro del Interior (Víctor Pérez), porque este acuerdo tiene que firmarlo el Presidente de la República (Sebastián Piñera), la presidenta del Senado (Adriana Muñoz), el presidente de la Cámara de Diputados (Diego Paulsen) y él”, añadió. Villagrán subrayó que “todas las peticiones tiene plazo, ese plazo lo ha puesto el Gobierno. Por lo tanto el Ejecutivo tiene que cumplir los plazos”.

“Aquí se va a trabajar en restablecer el Estado de derecho, se acabó la impunidad en el sur de Chile con muchas políticas que sobre todo son policiales, y como son de inteligencia no las puedo dar a conocer, porque de lo contrario no serían política de inteligencia”, afirmó a un costado de la berma en la Ruta 5 Sur. Respecto del acuerdo, también adelantó que “los conductores van a tener un seguro, porque ellos no tiene culpa de que acá le estén quemando las máquinas o le estén disparando”.

El hecho se produjo luego que se conociera que el Ejecutivo tenía firmado el decreto para invocar la Ley de Seguridad del Estado y cientos de reclamos de la población por el desabastecimiento que había en gasolineras del sur del país.

Los camioneros estaban pidiendo que se le ponga urgencia a 13 leyes que le otorgan más seguridad a los transportistas en las rutas, esto debido a los cientos de ataques incendiarios que se han registrado en el sur del país.

El paro fue motivado por un atentado incendiario perpetrado la noche del 21 de agosto en Collipulli, donde una niña de 9 años -quien iba en un camión con su padres y su madre– resultó baleada tras el ataque perpetrado por cuatro sujetos armados.