https://golpedigital.cl/wp-content/uploads/2020/08/WhatsApp-Video-2020-07-29-at-2.06.11-PM.mp4

Lejos del odio y el racismo expresado con furia en estos últimos días en La Araucanía, los alumnos de la Escuela Número 38 Apocalipsis de Carahue, celebraron los 31 años del establecimiento con un video lleno de esperanza.

Los menores protagonistas del video pertenecen al establecimiento emplazado en la comunidad mapuche José Aillapán de Quillem, a siete kilómetro del sector urbano de la comuna costera, camino a Catripulli.

La escuela tiene cursos de primero a sexto año básico, donde asisten alumnos con edades que fluctúan entre los 6 y 12 años, con una matrícula de 14 niños y niñas.

En el establecimiento laboran un profesor de aula, una educadora diferencial, una fonoaudióloga, una auxiliar de aseo y una manipuladora de alimentos, que durante décadas han educado a generaciones.