Subsecretario del Interior dijo que se tomarán medidas para resguardar el funcionamiento de los municipios

La autoridad sostuvo sobre los presos políticos mapuches "que las personas que están detenidas es porque están imputadas o condenadas por delitos graves".

0
38

Autoridades regionales y nacionales recorrieron durante la tarde de hoy las dependencias siniestradas de la Municipalidad de Ercilla, que recordemos fue quemada durante la madrugada, dejando pérdidas millonarias.

El subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, quien llegó a la región en una visita especial a raíz de los hechos de violencia, habló sobre las medidas que se adoptarán para evitar futuros ataques.

La autoridad dijo que el Estado reforzará su presencia en las comuna de Ercilla y dijo que no habrá diálogo con aquellos que cometan delitos. «Cuando más nos necesiten estaremos apoyando a la municipalidad de Ercilla, Traiguén, Curacautín, Victoria, todas las municipalidades que resultaron afectadas en la jornada de ayer para que puedan seguir prestando los servicios a los vecinos».

Hay que precisar que los hechos de violencia en la región comenzaron ayer cuando civiles y Carabineros desalojaron la municipalidad de Curacautín, uno de los cinco edificios tomados en Malleco por comunidades que exigen la libertad de los llamados presos políticos mapuches.

Anoche también se vivió una de las jornadas más violentas en la zona, donde fue quemado el municipio de Traiguén.

Durante los desalojos hubo 36 detenidos que fueron formalizados en la jornada de hoy y dejados en libertad, sujetos a medidas cautelares alternativas a la prisión.

Los municipios más afectados fueron los de Traiguén y Ercilla, destruidos en gran parte por siniestros de proporciones.

Estos dos edificios, al igual que el de Victoria, Curacautín y Collipuli, permanecían tomados desde el lunes por comunidades como una medida de presión para exigir la libertad de los llamados presos políticos mapuches, que permanecen en huelga de hambre en diferentes penales de la región.