Robo de madera

0
23

Señor Director:

El Senador Kast, cual medieval savonarola del siglo XXI, arremete en las paginas de su diario acusándome de haber votado en contra de un proyecto de ley de su particular afecto. O sea, mi pecado es haber disentido de él; no votar de la misma manera como votó él: Eso hace, según él, que yo esté equivocado, en el error, y él, cual dominico del siglo XV, sea el único poseedor de la verdad. Especial forma de concebir la democracia tiene el senador: él tiene la verdad y los demás estamos equivocados, sin derecho a disentir.

El proyecto en cuestión es aquel que introduce un nuevo tipo penal respecto del robo y hurto de la madera en troza, ¿Pero ese es el punto? Los delitos de robo y hurto vienen desde los albores de nuestro Código Penal, allá por el año 1874. El problema es que este proyecto de ley, según el mensaje del Ejecutivo, tiene por objeto: a) brindar protección a la industria forestal, y b) introducir (en este tipo penal), técnicas intrusivas de investigación, igual que en los delitos de narcotrafico, terrorismo, etcétera.

Es decir, estamos frente a un proyecto complejo, porque la industria forestal está en la base de la situación de conflicto y violencia que nos persiguen el sur desde hace más de 20 años. Entonces, lo lógico es que se hubiera escuchado a todas las partes interesadas: organizaciones, alcaldes, profesores de Derecho Penal. Pero el senador Kast, abusando de su condición de presidente de la comisión de Seguridad del Senado, despacho el proyecto en una sesión, escuchando solo a la industria forestal.

Entonces este es un proyecto, a lo menos, discutible; y por ello no le da derecho al senador Kast a arremeter, de manera categórica y definitiva, en contra de uno de sus colegas por la sola razón de no compartir sus puntos de vista. Me recuerda aquella frase suya para el bronce: “Camilo Catrillanca murió en un duro enfrentamiento con Carabineros”. Un poco más humildad hace falta a veces en la vida.

Se lo digo con afecto a esta vieja promesa del liberalismo de la derecha, hoy convertido en un joven senador conservador.